lainformacion.comFiestas

Practicopedia > Categorías > Fiestas > Bodas > Cómo elegir un buen catering para una boda

Cómo elegir un buen catering para una boda

Y que la comida de tu día más feliz no te salga amarga

cateringboda65.jpg
FOTO: © Mefanti | Dreamstime.com

23/04/2009 por: Arcadia

¿Cuántas veces hemos oído hablar de la boda de un conocido con el remate "... pero comimos fatal"? Los novios ponen todo su mimo en preparar ese día para que todo sea perfecto... pero una mala elección del catering puede quedar marcada a fuego en la mente de todos los invitados.

  1. 1 ¿Qué queremos?

    Seguro que habéis estado en alguna boda cuyo catering os ha impresionado. ¿Os gustó aquel aperitivo que ofrecieron en el banquete de vuestros amigos antes de comer? ¿Os encantó la buena organización y la cordialidad de los camareros de la boda de tu prima? ¿La carpa de la boda de tu hermano era maravillosa? ¡Tomadlos como ejemplo y empezad por ahí! Si alguien puede aconsejaros una empresa de confianza, ya tenéis un buen punto de partida para no ir a ciegas. Si no, siempre se puede recurrir a internet. En webs como www.gestionaeventos.com encontrarás un índice por comunidades autónomas. A partir de ahí empezad (con tiempo, por supuesto) a pedir citas y pruebas para ver qué os ofrece cada uno.

    Lo ideal seria que pudieras acceder a imágenes de algunas celebraciones realizadas por el catering o incluso que conocieras a antiguos clientes del mismo. Podemos solicitar estos contactos al propio catering argumentando que a nosotros nos daría seguridad. Si acceden, estarán demostrando una gran confianza en sí mismos y en su servicio.

  2. 2 Vuestra boda es única.

    Y eso es algo que debéis tener tan claro vosotros como los encargados de vuestro catering. No se trata de "una comida más". El catering debe ofrecer un trato absolutamente personalizado, ser flexibe en la oferta de menús y poner a disposición de los novios una selección de personal cualificado y experto que se esforzará en satisfacer al cliente en cada necesidad particular.

  3. 3 Para contentar a todos... hay que estar en todo.

    El menú no sólo debe depender de los gustos personales y del presupuesto con el que se cuenta. Es vital considerar que a veces un menú no va bien para todo el mundo. Puede que en vuestro banquete haya niños, personas celíacas, vegetarianos, invitados que tienen que poner especial atención a lo que comen... así que es conveniente que el catering disponga de alternativas y de los medios necesarios para preparar más de un menú para un mismo banquete y así respetar las necesidades de todos.

  4. 4 Mide las cantidades.

    Además de ser variada, la comida debe estar bien presentada, ser buena y, muy importante, estar dosificada en cantidades justas. A veces el miedo de que el invitado "se quede con hambre" nos lleva a exagerar. Pensad que una buena comida se disfruta cuando se come con ganas. No se trata de llegar a los postres hartos y con el botón del pantalón desabrochado, sino de ofrecer un banquete equilibrado y completo que todos recuerden por su calidad.

  5. 5 Calidad-precio.

    Seguramente no será barato, así que al menos exigid que la relación calidad-precio esté justificada. Pedid que los productos sean de gran calidad. Exigid también que los platos tengan una buena presentación, que se realice un exhaustivo control de la temperatura de los mismos y que el tiempo de espera entre un plato y el siguiente sea el adecuado. Asímismo, es importante que las guarniciones y bebidas sean suficientes y que os garanticen que en las mesas habrá siempre alguien atento a cubrir estas necesidades.
    Es importante aclarar también qué está y qué no está incluido en el precio para no llevarnos sustos: preguntad si el menaje, mantelería, centros de mesa… se incluyen en el coste del cubierto.

  6. 6 ¡Cómo está el servicio!

    El catering debe garantizar que el servicio será realizado por su personal habitual, altamente cualificado y entrenado en grandes eventos. Un equipo de camareros y cocineros es como un equipo de fútbol: hace falta entendimiento, rapidez y eficacia. Así que aseguraos de que no contratarán para vuestra boda a gente inexperta de última hora. Todo debe estar siempre supervisado por profesionales experimentados en el sector (maitre, jefe de sala, chef, etc...). Y, muy importante, que os garanticen que disponen de un número de personas suficientes (tanto en cocina como en sala) para que todo funcione con ritmo y a la perfección.

  7. 7 ¿Y si surge un contratiempo?

    El servicio de catering debe aseguraros que dispone de la estructura y del personal adecuados para actuar en caso de un imprevisto.

  8. 8 Barra libre... pero de calidad.

    ¿Vais a organizarla después del banquete? Entonces exigid que las bebidas sean de marcas conocidas, tanto los licores como los refrescos. Tiene que estar preparado todo con anterioridad para que las bebidas estén frías en el momento de servirlas. Y que no haya que oír eso de "se nos ha acabado el hielo".

  9. 9 Cuidad todos los detalles.

    El estilo, el ambiente... dependerán puramente de vuestros gustos. Lo más importante es que el personal del catering entienda que tiene que ser capaz de respetarlo y representarlo a la perfección en vuestro día más importante. La fiesta es vuestra y vuestra esencia tiene que estar presente en cada rincón.

También te puede interesar

Cómo hacer un brindis en una boda

 

Deja tu comentario

Normas de uso

Aviso legal

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Subido el 23/04/2009 por:

  • 0 Vídeos
  • 35 Textos
  • Total: 35

Artículos relacionados

Videos relacionados